06 febrero 2014

Reseña #240: Deuda de espíritu - Richelle Mead

¡Hola holita burbujas! ¿estáis tan deseosos como yo por el fin de semana? por favor decidme que si! jajaja. Bueno hoy os traigo un libro que no tiene desperdicio y que os recomiendo encarecidamente, así que si no habéis empezado la saga ¡no se a que esperáis!
Reseña #240
Autor: 
Richelle Mead
Título: Deuda de espíritu
Saga: Vampire Academy #5
Nº de Páginas: 512
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420415796
Precio: 14'95€ 



Tras un largo y arduo viaje a la ciudad natal de Dimitri en Siberia, Rose Hathaway regresa por fin a la Acade­mia St. Vladimir. Allí retomará su vida como estudiante y volverá a ver a su mejor amiga, Lissa. La graduación se acerca y las chicas no pueden esperar a que su vida real comience más allá de las puertas de hierro que cierran la academia. Pero, pese a las nuevas ilusiones, el corazón de Rose todavía sufre por Dimitri; ella sabe que sigue ahí, cerca, en alguna parte.

Rose falló la primera vez que tuvo la oportunidad de matarlo y sus peores miedos están a punto de hacerse realidad. Dimitri ha probado su sangre y tratará por todos los medios de dar caza a Rose. No parará hasta que ella se una a él... para siempre.
En contadas ocasiones se puede afirmar con total seguridad que en una saga de varios volúmenes, cada libro que se publica es mejor que el anterior, en cuanto a trama, personajes y ambientación. Cada libro supera al que precede y nos desvela nuevas caras de cada elemento. Esto es lo que ocurre en Vampire Academy, no se puede dar nada por hecho y menos en Deuda de espíritu.

Spirit Bound (Vampire Academy, #5)Quinto libro de la saga, Deuda de espíritu nos rompe los esquemas por completo. La historia, sin desvelaros nada, da un giro de ciento ochenta grados y coloca a los personajes contra la espada y la pared en apenas un suspiro, teniendo que elegir, que tomar las decisiones más duras, poniéndose en peligro, arriesgando más de lo que imaginan, para descubrir la más cruel de las verdades, una verdad escondida entre intrigas de palacio que van más allá de lo que hasta ahora nos había hecho creer la autora.

Todos los personajes son impecables en cada una de sus facetas. Han evolucionado a lo largo de cada novela y ese cambio se aprecia en cada uno de sus movimientos (sobre todo en Rose que es nuestra narradora) pero a la vez siguen manteniendo su esencia del principio. Rose sigue siendo esa chica sarcástica que no se corta un pelo al decir lo primero que se le pasa por la cabeza y que actúa sin pensar, ahora esa temeridad y osadía la llevan a correr riesgos por los que nadie se jugaría la piel, vemos a una Rose capaz de todo en la lucha por sus sentimientosLissa también ha cambiado y al sincerarse con ella misma descubrirá lo que esta dispuesta a hacer por los que quiere, incluso admitir errores, tarea nada fácil. Y a los que seáis fans indiscutibles de Adrian y Christian preparaos porque os aseguro que vais a suspirar en cada momento, en cada frase, en cada gesto, en cada comentario mordaz y sincero.
-          No lo sé –dije cansada-. Solo nos estamos tomando esto paso a paso. Me encanta estar contigo, de verdad, pero no puedo ignorar esto.
-         
Claro que puedes –elevó la mirada al cielo-. Sueños, sueños. Yo me paseo por ellos; los vivo. Me autoengaño con ellos. Es increíble que aun no sea capaz de distinguir la realidad –su extraño tono de voz. Era capaz de reconocer uno de sus episodios de leve enajenación inducida por el espíritu. Acto seguido, me dio la espalda con un suspiro-. Necesito un trago.
Una de las cosas que me encantan de esta saga es que aunque Rose sea la protagonista los personajes secundarios tienen una relevancia trascendental y casi se les podría tildar de personajes principales en cuanto a la relación con Rose y a la trama que se gesta desde el primer libro y que ha terminado de explotar en Deuda de espíritu. Son secundarios pero nos llegan de una forma tan directa que nos cautivan. En este último libro la autora les coloca contra las cuerdas, vemos su lado más salvaje, más desesperado y atormentado, más egoísta y arriesgado.

El desarrollo de la novela es progresivo y singular, el ritmo aumenta poco a poco, como si de una olla a presión se tratase, en la que se cuecen a fuego lento misterios, angustia, acción, amor, incertidumbre hasta que al final todo estalla con ímpetu de forma inesperada.

Desde luego Richelle Mead sabe como dosificar en cada libro lo mejor de la saga y en Deuda de espíritu queda reflejado a la perfección, esa combinación de elementos que nos dejan con una ganas locas de saber qué es lo que ocurre en el último libro, Last Sacrifice.

La autora:
La escorpio Richelle Mead es una de las autoras que más fuerte está pegando en el subgénero urban fantasy, tanto para jóvenes como para adultos. Nacida en Michigan, actualmente vive en Seattle, Washington, con su marido y sus cuatro gatos, donde dedica todo su tiempo a sus novelas. Antes de convertirse en escritora, Richelle tuvo en mente otras profesiones. Se licenció en Humanidades en la Universidad de Michigan, y cursó un Máster en Ciencias de las Religión en la Universidad Oeste de Michigan, y otro en Magisterio (grado medio y secundario) en la Universidad de Washington. Al final se dio cuenta de que lo suyo era la escritura y que toda esa educación la había preparado precisamente para ello. 

Gracias a Alfagura por el ejemplar.

9 comentarios:

LauNeluc dijo...

Estoy deseando empezar esta saga, espero que de tiempo antes de que estrenen la peli.

Vir dijo...

Solo diré... ADRIAN♥♥♥ Bueno y CHRISTIAN♥♥♥ jajajajajaja En serio, el libro me gustó muchísimo, para mi el mejor de lo que llevamos de saga :D

Un beso!

Akaxu dijo...

Le tengo muchas ganas que es de mis sagas favoritas y veo que este sigue igual de bien.

Mike dijo...

Parece que nos hayamos sincronizado, yo también he reseñado el libro hoy xD. Coincido con todo lo que dices, es un libro increíble. ¡Qué ganas de que llegue el sexto! *____*

Paloma dijo...

Justo estoy empezando a leer el primero que me está gustando mucho, y si me dices que van mejorando me animas aún más.
Un saludo.

Miriam dijo...

Esta saga es una pasada. Este además es de los libros que más me gustan de la saga ^^
Un besito!

Sandrus dijo...

Es mi saga favorita sin duda alguna, es maravilloso como Richelle consigue atraparnos con la historia de Rose. Lo que más me gusta es lo que has comentado, los personajes secundarios muchas veces se les puede tildar de principales y la autora sabe entramar la historia para sorprendernos constantemente y mantenernos en vilo. Me alegro de que te haya gustado.

Besootes

Lola dijo...

es una saga que me llama muchisimo la atencion, en cuanto tenga algo de tiempo me los quiero leer todos :3

esa estrella... dijo...

Le tengo muchísmas ganas a esta saga ^^ Mil gracias por la reseña!

besitos<3